Lavasecadora o Lavadora y secadora independiente

//

¿Que es mejor una lavasecadora o tener una lavadora y una secadora independiente? En este artículo vamos a intentar dar un poco de luz a este dilema e intentar sacaros de dudas de cual es la mejor opción. Hoy en día disponemos una variedad tan grande de tipos diferentes de electrodomésticos en el mercado que a veces es difícil elegir uno. Y no solo nos referimos a las cientos de marcas y sus respectivos modelos.

Porque sí, ahora hay diferentes clases de electrodomésticos que realizan funciones similares como es el caso de las lavadoras-secadoras. La lavasecadora es un aparato 2 en 1. Este aparato puede realizar las funciones de lavar y secar la ropa en el mismo electrodoméstico. Desde luego, esta sería la única alternativa cuando no disponemos de mucho sitio o no podemos tener dos aparatos en casa.

Si has buscado un poco de información por la red, y has leído diferentes artículos, te habrás dado cuenta de que existen muchos detractores de este tipo de aparatos. Los comentarios negativos siempre están relacionados con que su funcionamiento no es tan bueno como el de tener una lavadora para el lavado y una secadora para realizar el secado.

¿La lavasecadora es un buen producto?

A ver, esto depende de las necesidades de cada usuario, a si que vamos a intentar dar respuesta a esta pregunta. Partiendo de la base de que hay muchos hogares que no disponen de espacio suficiente para albergar dos aparatos de el tamaño de una lavadora y un secadora, la única opción que se presenta es la lavasecadora. Hace ya un tiempo que es difícil encontrar secadoras de carga superior, estás eran una buena alternativa para poder albergar dos aparatos independientes en un espacio reducido.

Este electrodoméstico ha evolucionado muchísimo con el paso de los años y cada vez están mejor diseñados y evolucionados para cumplir las expectativas de los clientes. Hoy por hoy las lavasecadoras pueden ser incluso máquinas con los mismos avances tecnológicos de las lavadoras de última generación y poseer también las mejoras en tecnología de las secadoras de bomba de calor mas punteras del mercado.

Ventajas de las lavasecadoras

Ahorro de espacio. Si vives en un pequeño departamento, tener una lavasecadora es lo ideal para que aproveches mejor el espacio dentro de casa. Estos aparatos eliminan la necesidad de que tengas una lavadora y una secadora, agrupando ambas funciones en un mismo equipo.

Menor Consumo de luz y agua. Si bien les toma más tiempo el dejar la ropa lista de lo que toma con los dos equipos separados, las lavasecadoras terminan representando un ahorro en energía. Este se debe a su tecnología y manera de funcionar. Además, también consumen menos agua que una lavadora tradicional.

Automatización del proceso. Con una lavasecadora te evitas la tarea de sacar la ropa de la lavadora y llevarla hasta la secadora. Esto significa que puedes dejar el aparato funcionando mientras no estás en casa, y al llegar tu ropa ya estará totalmente limpia y seca.

Más barata una lavasecadora que dos aparatos independientes. Aunque el precio de la lavadora-secadora sea mayor que el de una lavadora convencional, la suma del precio de los dos aparatos independientes siempre va a sumar bastante dinero más.

Desventajas de las lavasecadoras

Es común que te encuentres en Internet con múltiples quejas de los usuarios de las lavasecadoras. Hemos leído las más repetidas e importantes para afirmarlas o desmentirlas, basados en nuestra experiencia profesional.

¿Por que tardan más tiempo en secar la ropa?

Sí, es verdad que las lavasecadoras secan más lentamente que una secadora independiente. Esto se debe básicamente al tamaño del tambor. Una secadora tiene el doble de tamaño que el de una lavadora, esto es así porque la secadora está diseñada para que haya mucho espacio entre las prendas de ropa y así el aire circule por toda la colada de forma homogénea.

El tambor de una lavadora-secadora tiene el mismo tamaño que el de una lavadora convencional, por eso el aire tiene mucha más dificultad para llegar a todas las prendas del interior del tambor. Esto provoca que el secado no sea homogéneo y los sensores de humedad no detecten bien.

Las lavasecadoras funcionan por condensación, para ello cuentan con un canal de aire con un ventilador de alta eficiencia y una resistencia doble blindada. Esta es la que calienta el aire que luego llega a la ropa donde se eleva la temperatura hasta alcanzar el punto de evaporación en la ropa. Este vapor pasa a través de un tubo donde se encuentra con una poca cantidad de agua fría donde se condensa esa humedad.

El agua resultante se acumula en el fondo de la cuba donde se encuentra la misma bomba que la lavadora usa para realizar el vaciado. El agua del secado nunca la tendrás que vaciar periódicamente, como si ocurre en una secadora independiente (algunos modelos de secadora te permiten conectarse al desagüe).

¿Por qué la ropa no se queda totalmente seca?

¿Cuántas veces has sentido que tu ropa se encoje o se deteriora al salir de la secadora? La razón es porque las secadoras independientes eliminan prácticamente el 100 % de la humedad, lo que es más dañino para los tejidos de los que están fabricadas las prendas de ropa. El uso continuo de la secadora desgasta hasta un 65% más rápido la ropa que secarlas al aire. Si eres usuario de secadora te habrás dado cuenta de que en los filtros se queda mucha parte del tejido y que con el tiempo las toallas se quedan menos gruesas. Los fabricantes de la lavadoras/secadoras han tomado esto en consideración. En estos electrodomésticos, la ropa se queda con, aproximadamente, 6% de humedad. Es es suficiente para que el tejido sufra menos y simplemente con dejarla estirada unos minutos termine de secarse, esto además impide que se formen arrugas y no sea necesario un planchado adicional.

Errores comunes al usar una lavasecadora

Las personas que no han tenido una buena experiencia utilizando una lavasecadora es porque seguramente no estén realizando el mejor uso. Estos son algunos de los errores más comunes que cometen:

Desequilibrio en la cantidad de ropa

La lavasecadora es un electrodoméstico que vienen con dos indicaciones de carga, por ejemplo, pueden lavar 8 kg de ropa y secar 4 kg. La mayoría de las personas comenten el error de meter a lavar más ropa de la que puede ser secada en un solo ciclo. Lo ideal es que te guíes siempre por el tamaño de la carga para secar. Así, no tendrás ningún problema y la ropa no quedará mojada.

Por el contrario, se estima que para que el aire caliente pueda circular correctamente por el tambor, este debe estar a un 60 % de su volumen. También debes considerar el peso del agua. No ocupará el mismo volumen 8kg de ropa antes de ser lavada que luego de haber pasado por todo ese proceso y de estar húmeda.

Mezclar tipos de tejidos

Otro error muy común al momento de lavar la ropa es el mezclar prendas que no deberían ser mezcladas. Como dijimos anteriormente, las lavasecadoras tienen la capacidad de conservar la ropa en mejor estado. Pero si el usuario no toma las medidas correspondientes, esto será un poco complicado.

Unos vaqueros no necesita el mismo tiempo de lavado y secado que una franela de algodón. Y una toalla necesita más secado que la ropa interior. El desgaste de las prendas, en muchas ocasiones, viene dado por no lavarlas y secarlas siguiendo las indicaciones que aparecen en la etiqueta de lavado.

¿Entonces que es mejor una lavasecadora o lavadora y secadora independiente?

Las conclusiones que sacamos de todo esto es que depende mucho de las condiciones de espacio que tengas en tu hogar y también el tipo de uso que le vallamos a dar a las máquinas. Un hogar con un miembro o dos, puede comprar una lavasecadora sin ningún problema. En una semana puede usarse tres o cuatro veces con la carga de ropa justa para poder realizar el lavado y secado en el mismo ciclo.

Para una familia con tres o más miembros o con niños pequeños es prácticamente inviable este tipo de aparato. Habrá días que la máquina no de a vasto para poder satisfacer las necesidades de lavado y secado.

Estos aparatos, cuando se usan correctamente pueden ser maravillosos y le podrás sacar el máximo provecho si:

  • Vives en una vivienda pequeña y estás buscando ahorrar espacio.
  • En casa son pocas personas y en pocas cargas semanales puedes tener todas tus prendas listas.
  • Quieres evitarte el proceso de cambiar la ropa desde la lavadora hasta la secadora.
  • Estás interesado en ahorrar energía y agua.

Hay personas que siguen prefiriendo el tener la lavadora y la secadora por separado. Este será tu caso si:

  • Tienes mucho espacio en casa y no te importa tener dos aparatos.
  • Prefieres que la ropa salga con 0 % de humedad, así esto signifique un mayor daño a la tela.
  • Viven más de tres personas en casa o tienes hijos pequeños.

Ya tienes todos los argumentos y la conclusión es que las lavasecadoras son perfectas para ahorrar espacio, cuidar la ropa y gastar menos en agua y energía.

También te puede interesar

1 comentario en «Lavasecadora o Lavadora y secadora independiente»

Deja un comentario