Cómo lavar la ropa Roja para que el color no pierda su intensidad

Actualizado el 14 de septiembre de 2021 por Manuel Sánchez Martín 

Lavar Ropa Roja es una de las tareas de la colada más complicadas ya que destiñen con facilidad y su color se apaga con el paso de los lavados. Las prendas de color rojo requieren de un cuidado extra para que tras cada lavado el color rojo no pierda intensidad y acabe pareciendo naranja.

Lavar no es una tarea compleja, pero quien busca que sus prendas conserven la forma y color originales, puede ser una tarea imposible. Cada tipo de tela, textura y sobre todo los colores vivos requieren de unos cuidados específicos, un mal proceso de lavado podría ocasionar una catástrofe en nuestra ropa favorita.

La forma mejor de las formas de lavar la ropa Roja es separándola del resto de la colada, sobre todo si es la primera vez que las vas a lavar en la lavadora. Las prendas de colores intensos como los rojos o azules, suelen desteñir algo en los primeros lavados, a si que para evitar que se estropeen otras prendas, lo mejor es lavarlas por separado la primera vez.

Otro paso indispensable es seleccionar un detergente y un suavizante adecuado para este tipo de ropa, además de usar un protector del color, este último es mayormente utilizado para la ropa negra, ya que suele perder el color rápidamente si no se toman las medidas adecuadas para su cuidado. Afortunadamente, existen algunos trucos para mantener la intensidad de los colores oscuros durante más tiempo.

Usa programa de agua fría

Lo ideal para lavar ropa roja o de colores vivos es el agua fría, ya que si se utiliza agua caliente por encima de los 30°, se corre el riesgo de que el color comience a desteñir. Los fabricantes de ropa usan tintes para conseguir los colores y estampados de las prendas que fabrican. Estos tintes se aplican a la ropa usando temperaturas más o menos elevadas según el color y la calidad del tinte.

Al usar agua caliente para lavar la ropa, estamos haciendo el mismo efecto que cuando se aplica el tinte pero de manera inversa. Siempre tenemos que lavar la ropa por debajo de la temperatura a la que se le aplicó el tinte en su origen.

La temperatura máxima del agua sugerida es de 30 grados, aunque algunas etiquetas sugieren que desde los 25 grados es ideal para este tipo de prendas.

Lava solo cuando sea necesario

En el caso de la ropa roja, tenemos que llevar un especial cuidado de no mancharse mucho. Cualquier mancha rebelde que podríamos eliminar fácilmente en una prenda clara simplemente frotándolo con un poco de agua y jabón, puede ser fatal en una prenda de un rojo intenso.

Uno de los mejores programas para lavar la ropa de color rojo es sin duda el programa de 15 minutos, este ciclo corto protreje el color y el tejido e impide que haya un lavado y aclarados excesivos.

No secar en secadora

No servirá de nada que realices un ciclo de lavado perfecto, si luego metes la ropa Roja en la secadora. (A no ser que sea una secadora de bomba de calor) . En el caso de la ropa de color rojo, es recomendable dejarla secar en un sitio donde no de el sol directamente. Los rayos UV que emite el sol, se «comen» literalmente los colores.

Los rayos ultravioletas y la alta temperatura que irradia el sol del medio día, es la causa más probable de que las camisetas de colores vivos que has usado durante años, ya no tengan los mismos colores que cuando las compraste. Procura tender la ropa de colores vivos a horas del día donde la radiación solar no incida directamente en tu ropa.

No abuses de los productos químicos

No está de más utilizar suavizante o un protector de color, ya que además de proteger tu ropa, le dará una sensación de suavidad y buen aroma. Sin embargo, los excesos son malos, y hacer mezclas de distintos productos puede llegar a ser mucho peor.

Elegir un producto de calidad para este tipo de colores y no sobredosificar, leer la etiqueta tanto del producto como de la prenda, para asegurarte de que son compatibles. Los detergentes cuyo PH sea neutro protegen mejor las fibras y dañan menos los colores.

Asegurarse de que el detergente no lleva agentes blanqueadores, además de que genera poca espuma para que no tengamos que realizar aclarados adicionales y sobre todo no usar ningún tipo de lejía.

Lavar la ropa roja del reves

Esto se puede extrapolar también a las prendas con bordados o estampados. Para evitar que el rozamiento de la ropa en la lavadora, lo mejor es lavar la ropa de color rojo del reves. Tratándose de ropa roja, voltearla al meterla en la lavadora antes de comenzar a lavar, ayudará a que el color no sufra por el rozamiento y además, evitar que se llenen de pelusas o bolitas, y tu ropa se vea impecable.

Añadir unas pelotas de papel de aluminio en el lavado es una buena opción para lavar la ropa de colores intensos ya con ellas vamos a tener el agua ionizada, lo cuál es genial para un menor desgaste de las fibras.

Tips esenciales para lavar la ropa roja

  • Procura aplicarte el desodorante minutos antes de ponerte la ropa para evitar que se manche o queden restos en tus prendas.
  • Lee siempre las etiquetas, tanto de tu ropa como de los productos que uses, pues aunque algunos prometen ser delicados con los colores oscuros, podrían tener componentes blanqueadores que apagan los colores.
  • Revisa los bolsillos antes de
    lavar, una simple moneda puede oxidarse y estropear la ropa con mucha facilidad.

Si has usado un tinte para revivir el color de tu ropa

Ten en cuenta que tendrás que llevar al límite estos consejos, ya que al menos las primeras tres lavadas se va a perder un poco del tinte, así que deberás lavarla individualmente y durante el uso diario, evitar que se moje o se someta a días de sol fuerte.

Si sigues todos estos consejos de lavado de la ropa roja, te será posible conservar el rojo intenso de tu ropa durante mucho más tiempo.

También te puede interesar

También te puede interesar

2 comentarios en «Cómo lavar la ropa Roja para que el color no pierda su intensidad»

Deja un comentario